Pasar la noche afuera, cómo pagarlo

Moteles en Santiago

El verano y el calor hacen que nuestros cuerpos se llenen de sensaciones agradables y queramos compartirlas. Estamos más predispuestos al amor y a la pasión, empiezan a surgir los romances de verano y… ¡Siempre hay algo que impide que sea perfecto! Por ejemplo, que no tengamos un lugar lo suficientemente cómodo e íntimo para dejarnos llevar por la sensualidad. Coche no tiene todo el mundo, y aparte no es privado ni el nido perfecto. Casa tampoco, o al menos no lo suficientemente cerca para no romper la espontaneidad. Pero hoteles y hostales hay por todas partes. Fantástica idea.

Además, es una buena opción para no mostrar todos nuestros secretos a la otra persona. ¿Cuál es el problema aquí? Pues que a la larga puede resultar costoso llevar ese ritmo todo el verano. Hay que disponer de un dinero extra tanto para los “aquí te pillo, aquí te mato” como para planificar un fin de semana de ensueño. ¿Cómo podemos conseguir algo más de dinero de manera rápida y con poco esfuerzo? Sigue leyendo porque a lo mejor esta alternativa aún no la conoces.

El mundo de los casinos ha evolucionado tanto en los últimos años que ya cualquiera con un modesto ordenador y una conexión a internet puede estar jugando una partida con alguien del otro lado del charco. Sin necesidad de desplazarse, vestirse de etiqueta, planificar con antelación y sin pagar por acceder, ni por nada que no sea realizar una apuesta. Porque existen opciones tan interesantes como Poker Stars, que no te pide desembolsar nada por registrarte, ni por la descarga de su aplicación, gratuita y compatible con todos los ordenadores, desde la que podrás acceder a todas las variedades de poker para decidirte por la que más te guste. Simplemente pagarás tu apuesta inicial, aunque recuperarla es mucho más sencillo de lo que suele parecernos en el cine.

Una de las grandes ventajas de Poker Stars es que si no quieres apostar, no es necesario, ya que puedes jugar por jugar en la modalidad de dinero ficticio. Así podrás practicar antes de lanzarte. Una garantía más para probar a conseguir una pequeña fortuna y poder pagarte tu motelito.